Sorry, your browser does not support inline SVG.
Sorry, your browser does not support inline SVG.

Misael Zamora, criminalizado por defender el bosque en Edomex

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Compartir:

Misael Zamora Gómez, un joven tlahuica que desde los ocho años defiende los bosques, es acusado por la Fiscalía del Estado de México de un delito que tanto él como su familia han combatido por más de dos décadas: la tala ilegal.

Un juez federal decidirá este 7 de agosto si se cancela el proceso en su contra o si deberá pasar 20 años en la misma prisión donde están los asesinos de su hermano, también defensor del bosque. Al respecto, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), que lleva la defensa de su caso, ha reiterado que los datos de prueba usados para vincularlo a un proceso penal se dieron en un contexto de violaciones a derechos humanos y no demuestran que existiera el delito ni mucho menos que Misael estuviera relacionado a éste.

Misael aprendió de su padre Ildefonso a cuidar y defender las 10 mil 800 hectáreas forestales del Gran Bosque de Agua en San Juan Atzingo, Estado de México, quienes desde hace 20 años han denunciado a los taladores ilegales, así como también han prevenido incendios y sembrado árboles. Este bosque recarga 3/4 partes del agua que se consume en la Ciudad de México y acoge al 2 % de la biodiversidad mundial.

Debido a su lucha contra los talamontes clandestinos que dañan esta reserva de vida en una de las 15 regiones críticas de tala ilegal en el país, según información de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente de México (PROFEPA), la comunidad de San Juan ha acompañado a Misael en las campañas de reforestación, como las que se han llevado a cabo todos los sábados del mes de julio y este mes de agosto, labor que ha sido respaldada por organizaciones internacionales como Greenpeace.

“La meta es plantar tres mil árboles en esta temporada”, cuenta en una entrevista para el Centro Nacional de Comunicación Social, A.C. (CENCOS).

En 2007, Misael, de entonces 16 años, y su hermano Aldo fueron víctimas de un atentado cuando sujetos desconocidos los emboscaron en la entrada del pueblo de Santa Lucía, un punto crucial para los taladores. Su hermano murió y él salió herido de gravedad; de los cuatro imputados como responsables del ataque, sólo dos están en la cárcel.

En noviembre de 2015, Ildefonso Zamora Baldomero fue encarcelado por un robo inexistente, presuntamente ocurrido en julio del mismo año, lo que se demostró tras una ardua defensa al demostrar que las acusaciones formuladas en su contra se basaron en testimonios fabricados, por lo que un juez federal determinó que no existían fundamentos para creer que fuera responsable de algún delito. Luego de nueve meses en prisión fue liberado, pero su salud quedó deteriorada.

“La historia de Ildefonso ilustra de manera trágica lo que significa ser defensor de los derechos humanos hoy en México, donde alzar la voz para denunciar abusos contra los derechos humanos puede llevarte a la cárcel”, aseguró Carlos Zazueta, investigador sobre México de Amnistía Internacional, tras la liberación del activista en agosto de 2016.

Mientras que el pasado mes de abril, Misael fue detenido y acusado de dañar al medio ambiente. En el video publicado por CENCOS como parte de la exigencia para que el amparo interpuesto por la defensa del joven Zamora sea resuelto a su favor, él subrayó: “Y también pedirle a la fiscalía de justicia del estado que se desista de esta acusación, ellos completamente saben que es falso. Y dejar de perseguir y criminalizar a mi familia. Ya acabaron con la vida de mi padre, ahora pretenden acabar con la vida mía”.

De acuerdo con la organización Global Witness, México es el sexto país más peligroso a nivel mundial para ambientalistas y defensores del territorio.

También puedes ver “Defensores del territorio, ¿enemigos del Estado?”

Luz María León

Luz María León

Licenciada en Filosofía por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, periodista enfocada en abordar temas sobre derechos humanos, desapariciones forzadas, violencia de género, feminicidios, megaproyectos y procesos organizativos de los pueblos originarios.