Sorry, your browser does not support inline SVG.
Sorry, your browser does not support inline SVG.

El asedio y los errores

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Compartir:

Alejandro Saldaña Rosas


Twitter: @alesal3 / Facebook: Alejandro Saldaña

 

El asedio y los errores

 

El proyecto de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, identificado con la Cuarta Transformación (4T), está bajo asedio. Desde diferentes flancos, a través de distintas herramientas y con actores variopintos, la oposición ha lanzado una ofensiva no sólo para limitar los alcances de la 4T sino, sobre todo, para erosionar el aún muy grande apoyo popular del que goza el presidente López Obrador. Hay suficientes argumentos para demostrar que se trata de una ofensiva contra AMLO quizás no con un centro que genere y articule las iniciativas, pero sí con una intencionalidad clara de minar, paulatinamente, la base social y política del presidente. Al asedio, sume usted los errores que ha cometido el propio AMLO (inocultables) y el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y tenemos entonces un cóctel bastante explosivo que, de no desactivarse en las próximas semanas, podría tener un desenlace altamente perjudicial para el país.

            Las expresiones del asedio son públicas, contundentes y nítidas. En el terreno de la economía las amenazas de Donald Trump y los reportes de las agencias calificadoras de riesgo han colocado al país en una situación de riesgo, particularmente a la principal empresa del país, PEMEX, sin embargo, en términos generales la economía mexicana se mantiene estable, si bien con expectativas de un mínimo crecimiento que, en los hechos, significa un estancamiento. Si hace una semana, el 10 de junio, las amenazas de Trump se hubiesen cumplido y los productos mexicanos exportados a los EU tuvieran un arancel del 5% hoy la situación de la economía mexicana sería desastrosa; momentáneamente se conjuró esa posibilidad, si bien a un alto precio que coloca a los migrantes en una mayor precariedad y vulnerabilidad de sus derechos humanos.

            La ofensiva legal no es menor. Por una parte, los amparos interpuestos para detener la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, por la otra y en paralelo, la orden del Tribunal Federal para mantener las obras del aeropuerto de Texcoco genera la expectativa de que el corruptísimo y depredador proyecto impulsado por Peña Nieto y el grupo de poderosos especuladores que representa, podría reanudarse en cualquier momento. No dudo que ambas iniciativas jurídicas hayan sido hechas con bases legales, pero es inevitable levantar las cejas y sospechar que otros criterios, además de los jurídicos, están presentes, sobre todo si tomamos en cuenta dos hechos: por una parte, el Poder Judicial no se ha caracterizado precisamente por su transparencia ni por su impartición equilibrada de la justicia y por la otra, que quienes han promovido los recursos jurídicos tampoco son dechados de virtudes. Se trata de grupos como México Unido Contra la Corrupción y la Impunidad, es decir, Carlos X González Guajardo, COPARMEX y Causa Común, entre otras organizaciones.

            Otro flanco en el que hay un duro asedio en contra de los gobiernos morenistas es en el ámbito de la seguridad. La escalada de violencia registrada en la Ciudad de México y en Veracruz (donde gobiernan Claudia Sheinbaum y Cuitláhuac García, respectivamente) lleva a suponer que hay carta blanca para que delincuentes de toda laya y todo nivel actúen con total libertad, con la certeza de que no serán detenidos, y de llegar a serlo, pronto regresarán a las calles. Abona a la impunidad la terrible corrupción que priva en los aparatos de justicia en total complicidad con la delincuencia, por una parte, y por la otra, la falta de preparación y el exceso de trabajo de los diferentes cuerpos policiacos. La corrupción en los cuerpos policiacos sigue siendo moneda corriente, pese a las declaraciones de AMLO o de otras autoridades. Como está documentado, los vasos comunicantes entre las instituciones de seguridad (policías en particular) y los grupos delincuenciales son fluidos y altamente perjudiciales para la ciudadanía. La penetración de los cárteles en los diversos ámbitos de gobierno es uno de los principales factores que explican la violencia, toda vez que, al tener comprados a cientos, a miles de funcionarios, saben que pueden actuar con total impunidad e incluso alientan a pequeñas bandas de delincuentes a que trabajen para ellos.

            El asedio contra AMLO y los gobiernos morenistas se agudiza por la intensa actividad en las redes sociales, Twitter en particular. Hay una campaña bien orquestada en contra del presidente, de integrantes de su gabinete, de gobernadores emanados de MORENA, de militantes del mismo partido político. En el centro de esta campaña están el ex presidente Felipe Calderón, Javier Lozano, Fernando Belaunzarán, entre las figuras más reconocidas. El estudio recientemente publicado en sinembargo (https://www.sinembargo.mx/16-06-2019/3596304) da cuenta del funcionamiento de una de las redes de opositores a López Obrador.

            Hay que decir que, si el asedio ha encontrado relativo campo fértil, se debe también a los errores cometidos por AMLO, por integrantes de su equipo de trabajo, por gobernantes y militantes de MORENA. Negar que se han cometido errores sería un acto de enorme soberbia que, lejos de ayudar, impediría corregir los yerros y reorientar el rumbo. Se han cometido errores y muchos. En el sector salud, desabasto de medicamentos y recorte de personal médico, internos y asistencial; en ciencia y tecnología la reasignación presupuestal no ha quedado clara y lo que circula en los corrillos académicos y científicos es que hay menos dinero para hacer investigación y divulgación de resultados; en seguridad, los resultados esperados y anhelados no solamente no llegan, sino incluso hay un agravamiento de la violencia, sin que las autoridades correspondientes hayan demostrado eficacia. Porque eso es lo que demanda la ciudadanía: eficacia en las acciones y las iniciativas del gobierno. El caso de las comunidades chiapanecas de Aldama y Chenalhó es paradigmático: se firmó un acuerdo de no agresión en presencia del Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas, pero lo cierto es que los ataques en contra de habitantes de Aldama no han cesado.

            No es suficiente con tener funcionarios honestos, ajenos a la corrupción y comprometidos con el país. Eso está muy bien, sin duda, pero ya es tiempo de que los resultados de su trabajo sean patentes, notorios, evidentes. El tiempo corre y el bono de confianza hacia AMLO y su proyecto de la 4T no es infinito: es momento de dar resultados, particularmente en los muchos problemas en materia de seguridad.

La única forma de sortear el asedio es mediante la eficacia política.

Rompeviento TV

Rompeviento TV

Rompeviento TV es un medio de comunicación, crítico e independiente, con la finalidad de aportar a nuestro auditorio información veraz y elementos de interpretación y análisis de lo que sucede en México y en el mundo.

Rompeviento TV

Es un medio de comunicación digital crítico e independiente.

En Rompeviento TV damos fuerte cobertura a la precaria situación que viven millones de personas en México debido a la violencia, la inseguridad, la corrupción y la impunidad que ha imperado en México.

Rompeviento TV se transmite en televisión abierta en siete estados de los Estados Unidos de Norteamérica.

Tu apoyo nos permite:

1- Ampliar las coberturas informativas sobre seguridad, DH, corrupción;

2- Fortalecer el área de investigaciones especiales.