“Mi pecado es ser indígena, cocalero, dirigente sindical”,

Con esa frase emblemática, Evo Morales anunció su renuncia a la presidencia de Bolivia.

Morales señaló que frente al golpe de Estado, regresaba a su pueblo a seguir luchando, y señaló que con su renuncia pretendía evitar la represión a sus simpatizantes.

Evo Morales advirtió que “los humildes, los pobres, los sectores sociales vamos a continuar con esta lucha, por la igualdad, por la paz”.

Video tomado de TeleSur.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *