Sorry, your browser does not support inline SVG.
Sorry, your browser does not support inline SVG.

Reconoce Alfredo Del Mazo que sí tiene cuenta millonaria en Andorra

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Compartir:

Luego de que El País dio a conocer que el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, mantuvo ocultos 1.5 millones de euros en una cuenta en Banca Privada de Andorra (BPA) en el 2012 y de que el mandatario negó esta información, finalmente hoy reconoció la existencia de esta cuenta bancaria.

De acuerdo con una investigación realizada por el diario español, Del Mazo fungió como “representante” de Abeodan Corporation, una sociedad instrumental holandesa, en tanto que a su nombre se abrió una cuenta dentro de la Banca Privada de Andorra (BPA). Asimismo, a tal banco se le comunicó que entre los planes del mandatario se encontraba el transferir a dicha cuenta hasta 4.5 millones de euros.

“Los 1.5 millones de euros depositados en la cuenta de la BPA representada por Del Mazo fueron congelados por las autoridades de Andorra en 2015. Y la Justicia de este país investigó al gobernador por un presunto delito de blanqueo de capitales. Y, según fuentes judiciales, se acaban de archivar. Los fondos embargados han sido liberados”, informó El País el día de ayer. 

En tanto, el gobernador del Edomex respondió este mismo jueves en su cuenta de twitter, donde rechazó tener el 10 % de las acciones de Pumasa S.A. de C.V., una empresa dedicada a estacionamientos. Afirmó que recibió la invitación para dicha sociedad, pero que nunca se llevó a cabo.

Sin embargo, el día de hoy el periódico español publicó una nota en la que señaló que Alfredo Del Mazo reconoció la existencia de esta cuenta al argumentar que se trató de una búsqueda de actividad empresarial fuera del ámbito público.

“Durante la última parte de mi administración como presidente municipal de Huixquilucan, Estado de México, decidí explorar opciones que me permitieran emprender en alguna actividad empresarial no relacionada con mi actividad pública, (…) En ese momento, exploré la posibilidad de participar en sociedad con una empresa que se dedica a la operación de estacionamientos públicos. Para llevarla a cabo, en su momento se decidió la apertura de la cuenta en el BPA. Reconozco que no fue la mejor decisión abrirla en este lugar”, aseguró para El País.