Sorry, your browser does not support inline SVG.
Sorry, your browser does not support inline SVG.

Realizarán mural por Braulio a 1087 días de su desaparición en Pantitlán

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Compartir:

Braulio Bacilio Caballero desapareció el miércoles 28 de septiembre de 2016 en el paradero del metro Pantitlán cuando tenía 13 años de edad. Durante estos casi tres años su mamá y papá no sólo se han enfrentado al dolor e incertidumbre de no conocer su paradero sino a la omisión y dilación de las autoridades.

El día de su desaparición, Braulio realizó lo que cotidianamente hacia: salió de la telesecundaria, se dirigió a su casa para cambiarse de ropa, le llevó comida a su papá Miguel Bacilio y luego se dirigió al puesto de tortas donde trabajaba su mamá Fernanda Caballero.

Braulio desapareció en medio de la multitud que hay a las afueras del metro, desde entonces su familia no lo ha vuelto a ver, no sabe dónde está y las autoridades no tienen ningún avance.

La omisión más grave en este caso fue que a pesar de que el extinto Centro de Apoyo a Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA) emitió un volante de su desaparición en 2016, no se activó la Alerta Amber hasta el pasado 16 de abril de 2019. Es decir, la herramienta que debió funcionar en las primeras horas de la desaparición de niños y adolescentes para su pronta localización se activó dos años y 6 meses después.

Pese a las adversidades a las que se han enfrentado, la familia de Braulio no pierde la esperanza de volver a ver al hoy adolescente, a quien le gusta el fútbol y es aficionado de las Chivas del Guadalajara. Sin duda el dolor es grande, pero lo es mucho más el amor que sienten por él.  A unos días de cumplir tres años sin verlo sus padres le escribieron una mensaje:

Para mi hijo:
A tres años de tu ausencia no aceptamos que tu no estés aquí, en este lugar, con tu familia. Aquí donde tu presencia nos hace tanta falta. Aquí donde nos abrazamos a tus recuerdos. Aquí en este lugar donde faltas tu.
Parece que fue ayer, pero no ya pasaron tres largos años de incertidumbre. Tres años de dolor un dolor que cala hasta el alma porque tu no estás.
¿Dónde estas hijo? ¿qué fue lo que pasó? ¿Quién o quiénes decidieron apartarte de nuestras vidas? Son preguntas que día a día nos hacemos, que nos lastiman y que nos hieren a cada momento.Pero aquí estamos abrazados a nuestra fe. A nuestra esperanza de volver a verte, de continuar con esos sueños que quedaron suspendidos en el tiempo.
Aquí estamos abrigados por toda la gente que sin conocerte. Nos acompaña en tu búsqueda. Va por ti hijo. Va por todxs y cada unx de los que hoy no están en casa. #HastaEncontrarlxs DMX

La señora Fernanda y el señor Miguel han colectivizado su dolor y se han unido con otras familias, abogadas y activistas en el Colectivo Hasta Encontrarlxs CDMX, quienes han buscado diversas formas para exigir justicia y verdad.

Una de ellas es la creación de murales con los rostros de sus familiares. En esta ocasión convocan a la sociedad en general y a los medios de comunicación a participar en la realización del mural del rostro de Braulio este 20, 21 y 22 de septiembre de 10 am a 4 pm, en la cancha que se encuentra a la espalda de la plaza pública Adolfo López Mateos, sobre Jaime Torres Bodet y Fernando López Arias, en la alcaldía Venustiano Carranza.

Este mural forma parte del proyecto


 cuya finalidad es visibilizar la grave problemática que atraviesa la Ciudad de México respecto a las desapariciones, asi como exigir a través del arte del arte y la intervención del espacio público la aparición con vida de las personas desaparecidas.

“Esto que están construyendo las familias representa un paso de esperanza, juntando la rabia y el dolor, se construyen espacios genuinos de memoria colectiva en este tiempo presente”, escribió el colectivo a través de Facebook.

Te puede interesar:

La desaparición del niño Braulio Bacilio. Dos años y ocho meses después activan Alerta Amber

Paola Atziri Paz

Paola Atziri Paz

Estudié Filosofía en la UNAM. Llegué al periodismo por la necesidad no sólo de entender los problemas políticos y sociales sino explicar e incidir en al menos un lector. Feminista, me gusta analizar y dar voz a las minorías. Especializada en DDHH, megaproyectos, derechos indígenas y de las mujeres.