Sorry, your browser does not support inline SVG.
Sorry, your browser does not support inline SVG.

Los crímenes de odio por homofobia en México

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Compartir:

1459_homofobia_620x350

Los crímenes de odio por homofobia en México

Por Paola Atziri Paz

“Queda prohibida toda discriminación motivada, por origen étnico o nacional, el género, la edad, las capacidades diferentes, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana”.

Art.1 Constitución Mexicana

La iniciativa de reforma a la Constitución y al Código Civil Federal que busca reconocer el matrimonio y adopción a personas del mismo sexo, ha hecho explícitos y ha intensificado los discursos homofóbicos del sector católico en México.

Obispos y diversas organizaciones del país (Frente Nacional por la Familia) han expresado su oposición a esta iniciativa, emitida por Enrique Peña Nieto el pasado 17 de mayo, con declaraciones como:

“Que la Iglesia, fiel a su llamado a ser luz del mundo, debe hacer oír su voz, como pide san Pablo, ‘con toda paciencia y doctrina’, y dejar claro que, como a todos sus hijos, ella acoge y ama a los homosexuales, pero precisamente porque los ama y busca su verdadero bien, no puede aprobar el ‘matrimonio gay’ ”. (Seminario católico Desde la fe)

Tras la derrota electoral del PRI en siete estados de la República, ocho iglesias de diferentes religiones (católicas, mormones, evangélicas) han iniciado una campaña “anti-matrimonio gay” argumentando que dichas acciones no son naturales.

México es un estado laico y manifestarse contra la reforma basándose en las preferencias sexuales de las personas, no sólo es discriminatorio sino anticonstitucional.

A pesar de que ha existido un avance en materia jurídica y civil respecto a la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti, Transgénero e Intersexual (LGBTTTI), la realidad es que los discursos de odio continúan estigmatizando y discriminando a las personas de esta comunidad.

Podemos recordar discursos y comentarios homofóbicos de funcionarios públicos en nuestro país como el de Emilio González Márquez, ex gobernador de Jalisco, quien durante la Cumbre Iberoamericana de la Familia (octubre de 2010) dijo “Yo sí, bueno para mí, sí es matrimonio si es un hombre y una mujer, porque qué quieren uno es a la antigüita y uno es así, al otro todavía como dicen no le he perdido el asquito”. O el más reciente caso de Jesús Manzano Corona, funcionario de la Secretaria Social en Jalisco que escribió en su cuenta de Facebook después de la matanza en un bar de Orlando: “lástima que fueron 50 y no 100.”

La forma más grave de homofobia, sin duda, se expresa en la violencia que muchos de los discursos normalizados en nuestro país justifican y en ocasiones hasta propician.

La homofobia en cifras

Info_2016

México ocupa el segundo lugar del mundo en crímenes por homofobia, sólo por de bajo de Brasil, según datos del último informe de la Comisión Ciudadana contra los Crímenes de Odio por Homofobia (CCCOH).

Debido a la falta de registro y estadísticas oficiales respecto a crímenes por homofobia, la organización civil Letra S Sida, Cultura y Vida Cotidiana realizó un informe en el que se registró que en los últimos 20 años (entre 1995 y 2015) hubo 1,310 asesinatos por odio homofóbico en 29 entidades del país, aunque por cada caso reportado hubo de tres a cuatro casos que no se denunciaron.

La información recabada con base en reportes periodísticos y de organizaciones civiles, reveló que en promedio se presentaron 65 casos de violencia al año contra lesbianas, gays, bisexuales y transgénero, 5 al mes y al menos 1 por semana.

Asimismo, la base de datos clasificada por género, identidad sexual, edad, lugar dónde se encontró la víctima, móvil y causa de muerte señaló que la mayoría de las víctimas fueron hombres, con 1021 casos, le siguen 265 transgéneros y 24 mujeres. Del total, la mayor parte tiene entre 30 y 39 años de edad.

Los crímenes por homofobia se han caracterizado por ser predeterminados, con alevosía y ventaja, y con altos niveles de crueldad. Las cifras señalaron que 510 crímenes se cometieron con armas blancas, 250 con golpes hasta causar la muerte, 219 asfixiando a las víctimas y 175 con armas de fuego, pero en el 95% de los casos existen al menos dos de estos móviles de muerte.

Si bien es cierto que la Ciudad de México ha logrado tener un pequeño avance en cuanto a derechos hacia la comunidad LGBTTTI, ocupa el primer lugar en homicidios con 190 registros, le siguen el Estado de México con 123, Veracruz con 85, Nuevo León con 81, Chihuahua con 72, Michoacán con 71 y Jalisco con 67.

La CNDH identificó que en el período de 1998 a 2008 hubo 696 expedientes en diversas organizaciones sobre agravios a la población LGBTTTI, pero únicamente se encontraron 209 expedientes de averiguación previa en los ministerios públicos. Posteriormente, de 2009 a 2013, se presentaron 91 homicidios motivados por el odio homofóbico y transfóbico y 176 expedientes de discriminación en los Ministerios Públicos.

Es preocupante observar la discriminación institucional a la que se enfrenta día con día la comunidad LGBTTTI, comenzando por la inexistencia de un registro nacional de agresiones y delitos motivados por el odio y discriminación de preferencia sexuales y de género.

El caso más reciente en México

La-madame

Una balacera en un bar gay de Xalapa, Veracruz dejó como saldo 7 personas fallecidas y al menos 12 heridas. Sin embargo, no tuvo relevancia ni impacto en los medios de comunicación nacional (mucho menos mundial), sino sólo tras los sucesos acaecidos el pasado domingo en Orlando, Florida.

Los hechos sucedieron el pasado 22 de mayo en el bar “La Madame” ubicado en la Avenida Lázaro Cárdenas en Xalapa, Veracruz, cuando tres personas armadas y encapuchadas abrieron fuego contra 180 personas dentro del centro nocturno.

La Secretaría de Seguridad Pública del estado detalló que el ataque estaba relacionado con el tráfico de drogas. Parece que la mejor manera de ocultar la discriminación y violencia a las víctimas es criminalizándolas.

¿Por qué este suceso no tuvo la repercusión nacional e internacional que el sucedido en Orlando, Florida? ¿No será que el prejuicio homofóbico en México también permea la impartición de la justicia?

Rompeviento TV

Rompeviento TV

Rompeviento TV es un medio de comunicación, crítico e independiente, con la finalidad de aportar a nuestro auditorio información veraz y elementos de interpretación y análisis de lo que sucede en México y en el mundo.