La Ley Federal de Remuneraciones propuesta por Andrés Manuel López Obrador establece que nadie deberá ganar más que el presidente, es decir, 108 mil pesos mensuales. Sin embargo, el ministro Alberto Pérez la sespendió y ahora no se podrán reducir los sueldos de los altos funcionarios de un país con la mitad de su población en pobreza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *