Sorry, your browser does not support inline SVG.
Sorry, your browser does not support inline SVG.

Juez liberó a “El Gil” sabiendo que es responsable: Clemente Rodríguez, padre de uno de los 43 normalistas

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Gildardo López Astudillo, “El Gil”, señalado como uno de los líderes de los Guerreros Unidos, grupo criminal vinculado a la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, quedó en libertad por orden de un juez que lo exoneró de la última acusación realizada por la Fiscalía General de la República (FGR).

Debido a que el juez desechó 81 pruebas, más de la mitad presentadas en contra de López Astudillo y la FGR no presentó nuevas evidencias tras el juicio cerrado el pasado mes de marzo, fue liberado el pasado 31 de agosto. Según la resolución absolutoria emitida el 30 de agosto, a la que tuvo acceso el diario El País, “se dicta sentencia absolutoria en favor de Gildardo López Astudillo, alias ‘El Gil’, por el ilícito de privación de la libertad, en la modalidad de secuestro”.

Asimismo, en el documento se dio a conocer que también fueron absueltos y liberados tres hombres más: Joaquín Lagunas Franco, El Omega; Juan de la Puente Medina y Óscar Veleres Segura, imputados por delincuencia organizada. El periódico español detalló que el juez desestimó las pruebas presentadas por la Fiscalía porque consideró que se obtuvieron de manera ilegal en tanto que algunos testimonios de otros detenidos fueron conseguIdos mediante tortura o por detenciones arbitrarias. El veredicto reciente responde al último delito del que fue acusado “El Gil”, ya que en junio de 2018 otro juez desechó el proceso de delincuencia organizada en su contra.

A través de fuentes cercanas a dicha investigación, se confirmó que “El Gil” salió el pasado sábado de la cárcel del Altiplano, en el Estado de México. Astudillo fue detenido el 16 septiembre de 2015 en Taxco, Guerrero, por la Policía Federal cuando la entonces Procuraduría General de la República (PGR), lo señaló como uno de los principales sospechosos de la desaparición forzada de los normalistas el 26 de septiembre de 2014 en Iguala.

La dependencia indicó en su momento que López Astudillo era el enlace entre la cúpula de Guerreros Unidos y sus bases en Iguala y municipios cercanos como Taxco o Cocula. Con él suman 44 los acusados del caso Iguala que han sido liberados, de quienes se ha dicho fueron interrogados bajo tortura por la entonces PGR durante el gobierno de Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con el documento “Doble injusticia: Informe sobre Violaciones de Derechos Humanos en la Investigación del Caso Ayotzinapa” realizado por la Oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ONU-DH) el 15 de marzo de 2018, al menos 34 de las personas detenidas y procesadas por su presunta participación en la desaparición forzada de los 43 estudiantes fueron torturadas y sometidas a otras violaciones.

La ONU-DH precisó en su investigación que existió “un modus operandi prácticamente uniforme en la manera en que las personas habrían sido detenidas arbitrariamente y torturadas para extraerles información o confesiones”.

Ante la liberación de Gildardo, Clemente Rodríguez, padre del normalista Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, consideró que el juez “lo libera sabiendo que de alguna manera es responsable y eso lo dice ‘El Carrete’ cuando empezó la lucha de nosotros”, al tiempo que agregó que hace aproximadamente cuatro años sacó una manta donde dijo se entregaría y apuntaba a López Astudillo como responsable de los hechos de la noche de Iguala.

“La verdad me dio mucho coraje, cómo es posible que los estén sacando y que son culpables, así está en los expedientes que dejaron los expertos (GIEI)”, subrayó don Clemente para Rompeviento TV, mientras comentó que “sea como sea, si son torturados, de todos modos pues tienen algo que ver en la desaparición de nuestros hijos. Hay muchos que salieron, donde explican que no tuvieron nada que ver, que nada más los involucran como el trasiego de drogas o lavado de dinero, como en el caso de José Luis Abarca, que dicen que no se le encontró nada. Y nosotros siempre hemos dicho todo lo contrario: ellos son los meros responsables porque siendo presidente (municipal) y estar en conexión con el exgobernador Ángel Aguirre Rivero, ¿dónde están ellos?”.

Santiago Mazari, conocido como “El Carrete” y líder de Los Rojos, escribió en una serie de mantas colocadas en seis municipios de Morelos a inicios del año 2015: “Yo les juro por la memoria de mi padre que no tengo nada que ver con los normalistas (desaparecidos)”. La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno Federal informó que fue capturado el pasado 1° de agosto, quien ya tiene auto de formal prisión y permanece recluido en el Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO) N° 2 “Occidente”, ubicado en Puente Grande, Jalisco.

A casi 5 de la desaparición forzada de los jóvenes, el papá de Christian sostuvo que si bien la nueva administración de gobierno tiene la voluntad para resolver esto y dar con el paradero de su hijo y sus 42 compañeros, el caso va lento porque “es como si hubiera sido ayer, estamos como al principio”. Además, exigió al subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas, y al presidente Andrés Manuel López Obrador a estar al tanto de que la Comisión para el Acceso a la Verdad y a la Justicia en el caso Ayotzinapa siga con el trabajo de investigación con base en las cuatro líneas de investigación señaladas por el Grupo Interdisciplinario de Expertas y Expertos Independientes (GIEI).

Compartir:

Luz María León

Luz María León

Licenciada en Filosofía por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, periodista enfocada en abordar temas sobre derechos humanos, desapariciones forzadas, violencia de género, feminicidios, megaproyectos y procesos organizativos de los pueblos originarios.