Sorry, your browser does not support inline SVG.
Sorry, your browser does not support inline SVG.

Intolerantes y camaleones

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Compartir:

J. Jesús Esquivel
Corresponsal de la revista Proceso en Washington
@JJesusEsquivel

 

Intolerantes y camaleones

 

Washington – El giro democrático y político que vivimos desde que la intolerancia a la corrupción y al abuso del poder gritó ya basta, es lo más sano y valioso que tenemos los mexicanos desde hace muchas décadas. Empero, veo con preocupación como muchos de aquellos que ayudaron con su voto a cambiar el rostro político y social de México, se ciegan y confunden los principios de una auténtica democracia.

Andrés Manuel López Obrador representa mucho para quienes desde nuestra respectiva trinchera hicimos lo que pudimos para denunciar a todos esos políticos y gobernantes que destrozaron al país, se hicieron ricos con nuestro dinero y ahorcaron a la democracia.

Hoy que tenemos el cambio tan anhelado, observo con tristeza el surgimiento de una intolerancia obcecada. Se confunde con servilismo el papel de la prensa que por años estuvo sola en el combate a ese cáncer llamado corrupción gubernamental.

Una prensa crítica, demandante, mordaz, necia en el escrutinio de quienes nos gobiernan, objetiva y sin partido político, debe ir de la mano de lo que ahora disfrutamos los mexicanos.

Con el surgimiento de las redes sociales fui acompañando, como simple observador, y lo disfruté, las denuncias de una sociedad cansada de la prensa servil, convenenciera y mañosa.

Lamento que con AMLO muchas personas piensen que esa prensa que estaba sola luchando contra el abuso del poder hoy tiene que actuar como simple mayordomo.

No, la prensa independiente no tiene cortapisas. Está obligada a seguir investigando, denunciando y demandando transparencia y rendición de cuentas a todos los políticos, y más ahora que nunca.

El presidente López Obrador no es perfecto y ha cometido errores.

No perdamos de vista que en nuestro sistema político, burocrático y empresarial hay muchos camaleones, esos seres que cambian de piel conforme a sus intereses, a costa de los de toda una sociedad. Los camaleones son un mal que provocará que AMLO se equivoque, y entiendo que hay males necesarios.

La presidencia de México no es un cheque en blanco para nadie.

Ese espíritu de ofrecer lo mejor de él para gobernarnos, tiene y debe obligar a AMLO a cumplir con la rendición de cuentas. Recuerden que en la canasta un fruto podrido echa a perder el resto.

Entiendo las críticas de muchos seguidores de AMLO cuando denuncian a todos aquellos medios de comunicación, reporteros, comunicadores, opinadores, columnistas, articulistas y demás, que por décadas se dedicaron a servir fielmente a quien estuviera en el poder para hacerse millonarios con sus prebendas.

Lo que no percibo es la intolerancia con la que estos mismos críticos se dirigen a la prensa que con su trabajo de investigación colaboró para denunciar lo que representaron Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

A la otrora prensa vendida, esos mismos críticos la hacen ver como imparcial, ética y justa porque ahora está callada tratando de quedar bien con AMLO para que le devuelva la publicidad y los contratos que le arrebató.

Emilio Azcárraga Jean, el dueño de Televisa, se arrastró ante AMLO hace unos días para decirle indirectamente: señor presidente, yo y todos mis empleados estamos a sus órdenes. ¡Qué asco!

Debemos tener mucho cuidado porque la intolerancia y los camaleones son frentes débiles de cualquier democracia. El poder también corrompe, y no lo digo por AMLO, confió en su honestidad, lo digo por los muchos que cambian de piel y que pueden beneficiarse de eso.

Tampoco la prensa es inmune a equivocarse, pero es tanta la ceguera de muchos que ni cuenta se dan de que adoptaron la etiqueta que usa Donald Trump para descalificar a los medios que lo cuestionan: Fake News.

Eso duele, lastima, y puede resquebrajar la democracia de México.

 

Jesús Esquivel

Jesús Esquivel

Periodista y escritor. Desde el año 1988 es corresponsal de la revista Proceso en Washington. Licenciado en Periodismo. Es autor de los libros “La DEA en México”; “La CIA, Camarena y Caro Quintero”; “Los narcos gringos” y: “El Juicio. Crónica de la caída del Chapo”.

Rompeviento TV

Es un medio de comunicación digital crítico e independiente.

En Rompeviento TV damos fuerte cobertura a la precaria situación que viven millones de personas en México debido a la violencia, la inseguridad, la corrupción y la impunidad que ha imperado en México.

Rompeviento TV se transmite en televisión abierta en siete estados de los Estados Unidos de Norteamérica.

Tu apoyo nos permite:

1- Ampliar las coberturas informativas sobre seguridad, DH, corrupción;

2- Fortalecer el área de investigaciones especiales.