Sorry, your browser does not support inline SVG.
Sorry, your browser does not support inline SVG.

“Hasta Encontrarlxs CDMX”, colectivizar la búsqueda de personas desaparecidas

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Compartir:

Por Paola Atziri Paz y Luz María León

Ante las omisiones de las autoridades capitalinas para investigar la desaparición de personas y dado que es un fenómeno que se ha intensificado en la Ciudad de México, las familias decidieron estar juntas no sólo en el dolor sino también en el arduo camino de búsqueda, de tal modo que uno de sus primeros emplazamientos ha sido que se les reconozca como colectivo y los casos sean tratados de esta manera.

El pasado 20 de junio, el colectivo de familias de personas desaparecidas “Hasta Encontrarlxs CDMX” entregó una carta al titular de la Fiscalía Especializada en la Búsqueda, Localización e Investigación de Personas Desaparecidas (FIPEDE), Willy Zúñiga Castillo, para informar sobre su conformación y darle a conocer las violaciones de las que han sido víctimas desde la desaparición de sus seres queridos e incluso desde antes de que él asumiera el cargo, así como una serie de solicitudes.  

La misiva también fue entregada a Ernestina Godoy Ramos, Procuradora General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX); Rodrigo de la Riva Robles, subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales; y Carlos Alfredo Frausto Martínez, director general de Derechos Humanos de la PGJCDMX. 

 

Solicitan que no se les impida el acceso a las instalaciones de la FIPEDE como lo ha hecho el personal de vigilancia en otras ocasiones, y que en cada mesa de trabajo se presenten avances y diligencias significativas para dar con el paradero de sus allegados. 

Además, exigen que sus familiares sean buscados con presunción de vida, que se respete el ejercicio de coadyuvancia y participación conjunta como lo dispone la Ley General en materia de desaparición y la Ley General de Víctimas. 

En tanto, otro de los puntos consiste en la solicitud de un recorrido con el colectivo a las instalaciones de la FIPEDE a fin de conocer su estructura y funcionamiento, desde las agencias A,B,C de investigación, el departamento de la Policía de Investigación, los asesores jurídicos, entre otros, ya que las familias buscan apoyar a quienes se encuentran en su misma situación y se enfrentan a la dilación de las autoridades en medio del dolor y la incertidumbre. 

México es uno de los 15 países del mundo en el que se ha implementado la Alerta Amber para aplicar acciones coordinadas e inmediatas para la localización y recuperación de niños, niñas y adolescentes. No obstante, no ha sido del todo efectiva en nuestro país debido a una serie de trámites que retrasan su activación desde el momento en que se denuncia la desaparición. Por ello, “Hasta Encontrarlxs CDMX” pidió al fiscal Zúñiga que se dé a conocer a detalle cuál es el procedimiento de activación y desactivación tanto de esta alerta como del Protocolo Alba para la atención en la desaparición de niñas y mujeres. 

De ahí que otra de sus demandas radica en que el personal de investigadoras, oficiales, PDI, peritos y peritas deberán acreditar capacitación y sensibilización en género, derechos humanos y desaparición.

“Hasta Encontrarlxs” llega este momento a la par del nombramiento del titular de la Comisión de Búsqueda de Personas de la Ciudad de México, Fernando Elizondo García, quien deberá incorporarse a las mesas de trabajo con el actual fiscal y otras autoridades que llevan los casos de desaparición de las familias que integran el colectivo, mismas que se lograron establecer a petición de éstas.

La desaparición de Mariela, precedente para la organización

Mariela Vanessa Díaz Valverde desapareció el 27 de abril de 2018, en la colonia Fuego Nuevo, de la Alcaldía Iztapalapa. La presión académica y estudiantil logró en julio de 2018, que la Universidad Nacional Autónoma de México se pronunciara y brindara apoyo jurídico a la familia de la alumna de Letras Hispánicas de la Facultad de Filosofía y Letras.

Sin embargo esto sucedió tres meses después de la desaparición de Mariela, a causa de los múltiples procedimientos burocráticos que las instituciones obligan a realizar, lo que hizo, de acuerdo con la abogada feminista María del Socorro Damián, que se perdiera tiempo valioso en su búsqueda.

A raíz de esto, nació el “espacio sororal de acompañamiento al caso de desaparición de Mariela Vanessa Díaz Valverde”, formado en un inicio por diversas académicas, quienes exigieron a las autoridades se les reconociera su derecho de coadyuvancia.

La abogada María del Socorro, quien ha acompañado a la familia desde julio de 2018, señaló para Rompeviento TV que la desaparición de Mariela sentó un precedente para conocer la dimensión del problema de la desaparición de mujeres en la Ciudad de México, fenómeno del que poco se hablaba en esta entidad.

En el camino de búsqueda y verdad del espacio sororal se conocieron otros casos de desapariciones. Mariela sólo era una de tantas jóvenes estudiantes que desaparecieron sin dejar rastro en este país.

Tal fue el caso de Guadalupe Pamela Gallardo Volante, quien desapareció luego de acudir a un concierto el 5 de noviembre de 2017 en la alcaldía Tlalpan. Su madre María Velázquez, quien busca incansablemente a Pame, señaló que a pesar de existir indicios de quién o quiénes pudieron ser sus captores, ni CAPEA (Centro de Apoyo de Personas Extraviadas y Ausentes) ni la Fiscalía que asumió la investigación pudieron analizar el contexto a profundidad del lugar donde desapareció su hija.

 

La ineficiencia de CAPEA

La ineficiencia de CAPEA fue una constante en los casos de desaparecidos en la CDMX, acusó la también académica Socorro Damián. En el caso de Mariela Vanessa, el Centro nunca realizó las diligencias establecidas en el Protocolo Homologado para la búsqueda de personas desaparecidas y la investigación del delito de desaparición forzada, y pese a que se realizaron reuniones en el búnker de la PGJCDMX con el director de CAPEA, nunca existió una investigación diligente con perspectiva de género y derechos humanos.

El espacio sororal de acompañamiento al caso de desaparición de Mariela Vanessa, en el que sólo siguieron presentes María del Socorro y Mitzi Robles, de la Universidad Iberoamericana, reconoció un problema estructural: CAPEA no tenía facultad investigadora debido a que no hacía búsqueda de desaparecidos sino que operaba como una especie de oficina receptora de denuncias de personas en calidad de “ausentes”, “extraviadas”, “no localizadas”, ni siquiera las nombraba como desaparecidas.

Tras una gran presión por parte de familiares de desaparecidos y las personas que las acompañan, el 21 de septiembre de 2018 entró en funciones  la FIPEDE, pese a que según la Ley debía estar lista en febrero del año pasado.

El primero en encabezar la Fiscalía fue Roberto Carlos Garduño Mejía, quien aplazó la reunión con la familia de Mariela bajo el argumento de que la dependencia estaba en transición por la nueva administración, apuntó la abogada María del Socorro.

El tiempo seguía su curso y más familias se encontraron en el camino de la búsqueda de desaparecidos, como la hermana de Viviana Elizabeth Garrido, quien desapareció cerca de las inmediaciones del metro Ermita el 30 de noviembre de 2018; el padre de Itzel Areli Herrera Zúniga, quien desapareció en octubre de 2018 y posteriormente fue localizada a finales de marzo de 2019; el padre de Braulio Bacilio, desaparecido el 28 de septiembre de 2016 ;así como la madre de Sarahí Maricarmen López Pérez, desaparecida el 26 de agosto de 2018.

De acuerdo con el testimonio de ellas, la mayoría no sabían qué hacer, ya tenían el foto volante de búsqueda, pero no veían avances en la investigación y mucho menos que se buscara a sus familiares. Por esto, decidieron realizar la concentración “Las queremos vivas, las queremos de vuelta”, en el búnker de la Procuraduría capitalina el 20 de diciembre de 2018, a las 11 de la mañana.

Sin embargo, la procuradora de Justicia de la CDMX, Ernestina Godoy, recibió a las familias después de cinco horas. De dicha concentración se lograron establecer mesas de trabajo, pero a ninguna se sumó la procuradora.

 

Nace colectivo “Hasta encontrarlxs CDMX”

El 10 de enero de 2019, los familiares que se habían unido hasta ese momento y el espacio sororal recibieron la noticia del hallazgo del cuerpo sin vida de Leslye Leticia Hernández Moreno. Con ello creció el dolor y el hartazgo ante la ineficacia de la reciente fiscalía especializada, resaltó la asesora jurídica María del Socorro.

El 17 de enero de 2019, se presentó a las familias el nuevo titular de la FIPEDE: el licenciado Willy Zúñiga Castillo. A partir de ese momento, las mesas de trabajo se llevarían a cabo en la Fiscalía y no en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia de la CDMX.

El fiscal Willy Zuñiga permitió a las familias ser acompañadas en sus mesas de trabajo. Sin embargo, los familiares han denunciado que las y los Ministerios Públicos encargados de las carpetas de investigación no tienen perspectiva de género, no están sensibilizados en desaparición y desconocen en su mayoría el Protocolo Homologado de Búsqueda.

El camino para las familias ha sido largo porque, además de padecer la incertidumbre sobre el paradero de su ser querido, se han enfrentado a las irregularidades de las instituciones correspondientes y son ellas quienes han logrado aportar información para abrir líneas de investigación pese a no contar con recursos económicos y humanos. 

 

Rompeviento TV

Rompeviento TV

Rompeviento TV es un medio de comunicación, crítico e independiente, con la finalidad de aportar a nuestro auditorio información veraz y elementos de interpretación y análisis de lo que sucede en México y en el mundo.