Sorry, your browser does not support inline SVG.
Sorry, your browser does not support inline SVG.

“El Istmo es nuestro”: pueblos indígenas fortalecen lucha contra Corredor Interoceánico

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Compartir:

Foto: Santiago Navarro F. /Avispa Midia

Luego de reunirse durante tres días en Juchitán, Oaxaca, los pueblos indígenas que conforman el Congreso Nacional Indígena (CNI), organizaciones y colectivos acordaron fortalecer la lucha contra el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.

El Corredor contará con un presupuesto de 97 mil 615 millones de pesos del Gobierno Federal, aunque se espera que la Iniciativa Privada invierta al menos 159 millones de pesos más e impactará en 79 municipios de Oaxaca y Veracruz. Esta nueva infraestructura tendrá el objetivo de transportar mercancías del Pacífico al Golfo de México, en la que se podrán hacer trayectos que ahora se realizan por el Canal de Panamá.

Según el proyecto Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, presentado ante el Banco Europeo de Inversiones, la bolsa estimada para los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos es de 31 mil 264 millones de pesos; se destinarán 23 mil 301 millones de pesos (mpd) para energía eléctrica. Mientras que para el ferrocarril se necesitan mil 100 mdp, 10 mil mdp para gas natural, así como 17 mil 068 mdp para refinerías y 440 mdp para telecomunicaciones.

Es así que su declaratoria final, la Asamblea Nacional e Internacional del CNI y el Concejo Indígena de Gobierno (CIG) dieron a conocer que luego de discusiones realizadas del 6 al 8 de septiembre, los pueblos del Istmo se mantendrán en resistencia ante el proyecto que “pretende transformar esta región en un inmenso parque industrial en manos del capital transnacional y al mismo tiempo en el muro de contención de los migrantes centroamericanos ordenado por Trump”.

¿En qué consiste el Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec?
Se planea crear infraestructura de conexión interoceánica mediante la construcción portuaria industrial, carreteras, vías férreas, un gasoducto y una red de fibra óptica, así como establecer una zona libre a fin de que el corredor pueda competir en costos y tiempo con otras opciones interoceánicas.

Asimismo, aseveraron que los empresarios han utilizado a los tres niveles de gobierno para que con la simulación de consultas han buscado engañar a las autoridades comunitarias par imponer “la privatización de la tierra y del agua, ofreciéndonos la idea de un falso ‘desarrollo’, que en los hechos pretende destruir la fuerza de nuestras Asambleas, de nuestra organización comunitaria y desarticular nuestras resistencias”.

El pasado 30 y 31 de marzo, organizaciones y comunidades que conforman la Red de Defensoras y Defensores Comunitarios de los Pueblos de Oaxaca rechazaron una consulta indígena sobre el “Programa de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec”. Afirmaron que violó sus derechos indígenas y la calificaron de simulación, dado que no se presentó información en la lengua materna de sus comunidades, no se les comunicó cuáles serán las afectaciones ambientales, culturales y sociales que traerá consigo dicho plan y la región a desarrollarse no fue definida por ellos. Y resaltaron que en un mismo día de asambleas se realizarían las etapas informativas, deliberativas y consultivas.

En este sentido, los pueblos indígenas también denunciaron que otras de las estrategias usadas en su contra han sido los ataques paramilitares, la delincuencia organizada, la militarización de los territorios, así como los asesinatos de defensores y defensoras de sus derechos y territorios a fin de causar miedo e inhabilitar los movimientos sociales que han protestado contra proyectos como el del Interoceánico.

Además, señalaron que con la ejecución de megaproyectos como el Corredor Interoceánico, el Tren Maya, la Refinería Dos Bocas, el Proyecto Integral Morelos, el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y sus demás obras como la Autopista México-Tuxpan, entre otros, continúa el saqueo de bienes naturales: petróleo, minerales, bosques, selvas, viento, río, lagos y mares. En tanto que sigue la sobreexplotación de la mano de obra de los pueblos, la destrucción de la biodiversidad y empeora la situación de la catástrofe climática a nivel mundial.

Finalmente, se declararon en emergencia e hicieron un llamado para mantener las asambleas comunitarias e impulsar campañas de información para dar a conocer las afectaciones que ocasionan este tipo de megaproyectos; al tiempo que aseguraron que también buscarán generar espacios organizativos de mujeres para luchar contra los feminicidios y la violencia de género.

Durante las reuniones que se llevaron a cabo del viernes al domingo también estuvieron presentes las Redes de Resistencia y Rebeldía, una comisión de padres y madres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa y Gonzalo Molina González, vocero de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC) del estado de Guerrero, entre otros.

Luz María León

Luz María León

Licenciada en Filosofía por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, periodista enfocada en abordar temas sobre derechos humanos, desapariciones forzadas, violencia de género, feminicidios, megaproyectos y procesos organizativos de los pueblos originarios.