Sorry, your browser does not support inline SVG.
Sorry, your browser does not support inline SVG.

Continúa ofensiva militar de Turquía contra pueblo kurdo en Siria

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Compartir:

Foto: Tropas del Ejército turco en Tal Abyad, cerca de la frontera con Siria. EFE / Una familia corre para salvarse de los disparos en la ciudad fronteriza de Akcakale. Ismail Coskun (AP)

El Ejército turco continúa con la ofensiva militar que lanzó desde el pasado miércoles sobre las milicias kurdas al norte de Siria, entre las poblaciones afectadas están Ras al Ain, Tel Abyad y Qamishli.

Las Fuerzas Armadas de Turquía realizaron ataques aéreos y usaron artillería para bombardear varias posiciones kurdas a lo largo de la frontera turco-siria, así lo confirmó el presidente, Recep Tayyip Erdogan al referirse a la “Operación Manantial de Paz”. En tanto que el Ministerio de Defensa turco anunció el mismo 9 de octubre el inicio de una incursión terrestre.

Las autoridades turcas afirmaron que sus tropas ya se encuentran en 11 localidades de Rojava, en las inmediaciones de Tal Abiad y Ras al Ain, pero aún pretenden adentrarse más debido a que su plan es abarcar 30 kilómetros adelante de la frontera para desplazar a las milicias kurdas de Siria. Turquía señaló que el “único objetivo” son bases militares, depósitos de armas y posiciones de artillería de las Unidades de Protección Popular (YPG) y las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS). Sin embargo, estos puntos se localizan en medio de ciudades habitadas por civiles. Hasta el momento, las FDS han reportado ocho personas muertas, cinco civiles, entre ellos un bebé, así como 25 personas heridas, seis de ellas menores de edad.

De acuerdo con un comunicado de la Media Luna Roja Kurda, también el hospital Ras al Ain fue dañado y no se puede utilizar, por lo que las personas lesionadas han tenido que ser llevadas a hospitales de localidades aledañas. Alrededor de 75 mil personas han tenido que huir de sus hogares por el miedo a las Fuerzas Armadas de Turquía en la frontera durante casi las últimas 72 horas.

Asimismo, el Centro de Coordinación y Operaciones Militares de la FDS, a la que pertenecen las milicias kurdas de Rojava, denunció que los bombardeos turcos son intensos y han embestido casas de civiles. Al menos seis millones de civiles viven en esta región, de ellos 1,6 millones necesitan asistencia humanitaria y 650 mil son desplazados de otras regiones sirias, según la ONG Save the Children.

Mientras que el Consejo de Seguridad de la ONU sólo ha mostrado su “preocupación” por la ofensiva, pero no ha condenado los ataques. El diario El País dio a conocer que un empleado de la ONU con el que se comunicó, y que pidió el anonimato, indicó que el organismo internacional avisó que el personal de las Naciones Unidas sería replegado en caso de otro ataque aéreo, por lo que no podría distribuir ayuda.

Además, el coordinador de emergencias de Médicos Sin Fronteras (MSF) para Siria, Robert Onus, resaltó que la ofensiva turca “sólo puede agravar el trauma que el pueblo de Siria lleva sufriendo durante años de guerra viviendo en condiciones precarias”.

Ankara ha calificado a dichas milicias como “terroristas” por los vínculos que mantiene con la guerrilla kurda que se ha opuesto al Estado turco. El pueblo kurdo se levantó en armas y formó grupos, principalmente liderados por mujeres, para exigir el reconocimiento de sus derechos como pueblo e impulsar espacios en los que todas las personas tuvieran la posibilidad de participar políticamente, defender la tierra y el ambiente, un sistema de transformación social conocido como Confederalismo Democrático. ¿En qué consiste? ¿Cuáles son las raíces de este conflicto histórico?

Entérate en esta entrevista a Erol Polat, periodista e integrante del Congreso Nacional de Kurdistán.


Luz María León

Luz María León

Licenciada en Filosofía por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, periodista enfocada en abordar temas sobre derechos humanos, desapariciones forzadas, violencia de género, feminicidios, megaproyectos y procesos organizativos de los pueblos originarios.