Sorry, your browser does not support inline SVG.
Sorry, your browser does not support inline SVG.

Caso Atenco, Claudio X y MCCI: la memoria

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Compartir:

Es útil y esclarecedor leer el comunicado publicado el pasado 15 de agosto en el que la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) celebra que un juez ordenó la “suspensión definitiva” de la construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía hasta la resolución del juicio de amparo, y a su vez ordenó al gobierno de López Obrador mantener y resguardar las obras del Aeropuerto Internacional de Texcoco. El comunicado, dado a conocer por MCCI, que funge como vocero de la agrupación empresarial #NoMásDerroches, nos permite conocer quiénes son y dónde están parados.

https://contralacorrupcion.mx/suspension-construccion-de-santa-lucia/

“Por medio de argumentos jurídicos, #NoMásDerroches ha exigido la cancelación del aeropuerto en Santa Lucía y la reanudación de un proyecto en Texcoco, a través de contratos celebrados con empresas calificadas y honestas, y por medio de licitaciones transparentes y rigurosamente vigiladas tanto por las autoridades como por la ciudadanía”.

Se acabaron las cartas marcadas. Las cartas están abiertas.

La orden fue dictada por el Juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, en atención a dos de varios amparos promovidos por la agrupación empresarial #NoMásDerroches, encabezada por MCCI, que preside el empresario Claudio X. González Guajardo, y por la Coparmex, presidida por el empresario Gustavo de Hoyos, entre otras empresas.

A través de la agrupación empresarial #NoMásDerroches, Claudio X. González Guajardo y el presidente de la Coparmex emplearon al Consejo General de la Abogacía Mexicana –cuyo presidente es José Mario de la Garza Marroquín-, que se ha encargado de interponer cascadas de amparos para impedir la construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía y tratar de imponer la construcción del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en Texcoco, convertido ya en símbolo nacional del derroche y la corrupción.

A través de MCCI y de sus periodistas y activistas contratados, Claudio X. González Guajardo logró penetrar en dos sectores políticos claves: las organizaciones de la llamada sociedad civil y el gremio periodístico.

Los mecanismos son variados, uno de ellos es la cooptación de periodistas, que han aceptado apoyos económicos de MCCI, sin saber que también aceptan un silencio implícito. Esto no es lo mismo que recibir “chayote”. En varios casos, los colegas (hombres y mujeres) han recibido financiamiento sin saber a qué se comprometen o qué juego están jugando. No es lo mismo trabajar como periodista en algun medio de comunicación que no representa la posición política del periodista (así son en veces las circunstancias o necesidades), que formar parte de una ONG empresarial que en los hechos interviene en las políticas públicas de un país, al punto de afectar o impactar a millones de mexicanos con sus intervenciones.

Actualmente, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, la millonaria asociación civil del empresario Claudio X. González Guajardo, tiene tres empleados estratégicos en la operación expansiva para las alianzas con medios de comunicación, universidades y ONG, o para el reclutamiento de periodistas (hombres o mujeres) prestigiosos o de buena reputación, aprovechando la precariedad económica en el gremio periodístico o de las ONG:

Amparo Casar, Presidente Ejecutiva.

Darío Ramírez, director general de comunicación, quien fue director de la organización Artículo 19 México, con la que rompió relaciones en pésimos términos.

Salvador Camarena, director de la Unidad de Periodismo, quien borró de su actual currículum en la web de MCCI que era el coordinador editorial del equipo de Carmen Aristegui cuando fueron despedidos de MVS.

Si es usted periodista o integrante de una ONG o un medio de comunicación y recibe por parte de este trío, o de algún enviado o enviada de ellos, una oferta de trabajo con un jugoso sueldo, o una “alianza” con su organización o medio de comunicación para publicar algo y además recibir un “apoyo económico” o una “beca”, piénselo. Su medio, su organización o su prestigio como periodista no necesitan el reflector del dinero de X. González ni de ese híbrido llamado Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad… Uno nunca sabe para quién trabaja.

 

El cemento del NAICM-Texcoco sobre la Memoria de Atenco

 

Las obras del aeropuerto de Texcoco y la totalidad de ese proyecto no sólo le han costado la vida, la tierra y la salud a cientos de personas en los últimos cinco años; antes, cobraron la vida, la integridad, la libertad y la salud mental, emocional y física de cientos de mujeres y hombres.

Desde 2006, la imposición del aeropuerto de Texcoco levantó la incorformidad de los pobladores de esa región, particularmente de San Salvador Atenco. La represión frente a las protestas a manos del gobierno federal encabezado por Vicente Fox Quesada y el entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, dejó un saldo de horror y muerte:

Los jóvenes Alexis Benhumea, de 20 años de edad, y Francisco Javier Cortés Santiago, de 14 años, fueron asesinados.

 

Más de 200 personas fueron brutalmente golpedas, detenidas y torturadas por elementos de la policía municipal, estatal, federal, y por el Ejército Mexicano.

 

Cuarenta y siete mujeres fueron detenidas, la mayoría sufrió tortura sexual. Once de ellas llevaron las demandas contra el Estado mexicano hasta las últimas consecuencias. El caso pasó por años de litigios en México, en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y finalmente, en noviembre del año pasado (2018), la Corte Interamericana de Derechos Humanos falló contra el Estado mexicano por Tortura Sexual, entre otros crímenes.

 http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_371_esp.pdf

 

La forma en la que estas compañeras fueron torturadas y vejadas sexualmente ha sido ampliamente documentada y expuesta, pero como es común en agrupaciones empresariales como Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, la Coparmex, el Consejo General de la Abogacía Mexicana, y todas las que integran esa hidra autodenominada #NoMásDerroches, la memoria y la decencia no es su fuerte:

“Al respecto, la Corte Interamericana de Derechos Humanos señaló que en el caso Atenco la violencia sexual fue especialmente grave, ya que además de su calificación como tortura, se utilizó como una “forma intencional y dirigida de control social”, toda vez que “fue aplicada en público, con múltiples testigos, como un espectáculo macabro y de intimidación en que los demás detenidos fueron forzados a escuchar, y en algunos casos ver, lo que se hacía al cuerpo de las mujeres”.

La sentencia hace referencia a varios ejemplos: una mujer fue abusada sexualmente a escasos metros de su padre e hijo; un policía le dijo a la pareja de una de las víctimas “¿así te la coges cabrón?” mientras la agredía; una de las mujeres fue violada por varios policías mientras se encontraba acostada sobre otras dos personas”.

Abogada Ana Laura Velázquez Moreno

Revista Nexos 14/Enero/2019

 

Inicialmente sólo 21 policías estatales fueron consignados por abuso de autoridad, un delito menor (no grave) que se comete contra la administración pública, pero todos fueron absueltos. Un policía estatal más fue condenado por el delito no grave de actos libidinosos en perjuicio de una de las víctimas de agresión sexual; no obstante, con posterioridad también fue absuelto. Ante la falta de acceso a la justicia en instancias nacionales, 11 de las mujeres decidieron acudir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez

 

Fueron casi cuatro años que estuvieron presos en penales de máxima seguridad Ignacio del Valle Medina, Felipe Alvarez Hernández y Héctor Galindo Gochicua, dirigentes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), de San Salvador Atenco. ¿Sabrá el grupo empresarial #NoMásDerroches cómo les afectó y les cambió la vida a todas estas familias, los hechos de represión y tortura de mayo de 2006 a estas familias? ¿Tendrán una vaga idea de todo el cielo, el mar y la tierra que movieron familiares y miles de personas por la liberación de los presos políticos, la exigencia de justicia y castigo a los culpables? ¿Les importa? Usted y yo sabemos las respuestas.

Como lo demostró Rompeviento TV en sus reportajes “NAICM: una decisión sin retorno” (https://www.rompeviento.tv/naicm-una-decision-sin-retorno/) y “Claudio X. González Guajardo: el poder a través del dinero” (https://www.rompeviento.tv/claudio-x-gonzalez-guajardo-el-poder-a-traves-del-dinero/), las obras que pretenden construir y las actualmente construidas en el pretendido aeropuerto de Texcoco están cimentadas sobre la corrupción e impunidad empresarial y gubernamental del sexenio de Enrique Peña Nieto, pero no sólo sobre eso, también han sido construidas sobre la muerte de algunos, y sobre la vida, la dignidad y la integridad de estas mujeres y estos hombres que siguen luchando contra la corrupción y la indolencia de un grupo empresarial que, frente a la pérdida de sus últimos tres empleados consentidos, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, se niega a perder las riendas de un país que se resiste a morir: México.

Ernesto Ledesma

Ernesto Ledesma

Periodista. Director de Rompeviento TV; Fue Coordinador del Centro de Análisis Político e Investigaciones Sociales y Económicas; Coordinador de Global Exchange en México. Colaboró con la Comisión Nacional de Intermediación (CONAI), instancia de mediación en los diálogos de paz entre el EZLN y el gobierno mexicano.