Sorry, your browser does not support inline SVG.
Sorry, your browser does not support inline SVG.

A un año de la desaparición de Viviana Garrido, convocan a rodada en la CDMX

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Por: Paola Atziri Paz y Luz María León

Viviana Elizabeth Garrido Ibarra desapareció el 30 de noviembre de 2018 en las inmediaciones del Metro Ermita en la Ciudad de México. Ha pasado un año desde la última vez que su hija, sus padres y hermanos la vieron y tuvieron contacto con ella.

Como en la mayoría de los casos de desaparición en este país, las autoridades no tienen avances en la investigación para localizar a Vivi -como le dice su familia- y han incurrido en omisiones, revictimización y negligencias. Sin embargo, su seres queridos, amigos y gente solidaria no han dejado de buscarla un sólo día y han decidido recordarla con una rodada por la misma ruta que ella tomó antes de desaparecer.

“Haremos el último viaje que ella hizo cuando salió del trabajo del Tren ligero Estadio Azteca, transitaremos sobre calzada de Tlalpan hasta el último punto en el que se le vio que fue Ermita. Ahí ella se despidió de una compañera del trabajo, era viernes, 6 de la tarde”, señala y recuerda su hermana Juana, quien en el camino de búsqueda de verdad y justicia se ha encontrado con otras familias y han creado el colectivo Hasta Encontrarles CDMX.

Viviana, quien ahora tiene 33 años y es ingeniera bioquímica industrial, desapareció una tarde haciendo lo que siempre hacía: volver a su casa del trabajo por la ruta que siempre tomaba. “Esa mañana le prometió a mi sobrina regresar en la tarde para jugar y pasar un fin de semana juntas”, recuerda la hermana menor de Vivi.

Durante la “Concentración por Nuestras Desaparecidas”, realizada por varias familias de jóvenes desaparecidas en la Ciudad de México el pasado 27 de marzo afuera de la PGJCDMX, su hermana Juana narraba que durante sus años de universitaria Vivi era tan aplicada que en la noche alcanzaba a escuchar cuando apretaba las teclas de la calculadora y pasaba una hoja tras otra de sus libros; ella prácticamente estaba enamorada de la química y la biología.

Juana recuerda su infancia como una misma junto a su hermana, para ella como para toda su familia y amigos, Vivi sigue presente. Es así que la describe como una niña, adolescente y mujer feliz; muy inquieta porque siempre quería jugar ‘resorte’ y brincar entre los árboles e inseparable de su hermana un año menor que ella.  “Mis padres recuerdan perfectamente el día que ella llegó al mundo. Mi madre estaba totalmente admirada de ver a Viviana dibujaba una especie de sonrisa acompañada de un sentimiento de alegría, como si se tratase de un caso totalmente diferente”, contaba con cariño Juana frente al edificio que desde hace casi un año debería procurar una pronta investigación en el caso y al día de hoy sigue con dilación.

Además de enfrentarse a la desesperación por no saber algo de ella, Juana y su familia también enfrentaron  la demora de las autoridades que esperaron hasta el 3 de diciembre para comenzar la búsqueda de Vivi,  debido a que el sábado 1° de diciembre tomaba protesta como presidente Andrés Manuel López Obrador.

Tras horas de buscarla en hospitales y acudir a levantar la denuncia en el extinto Centro de Apoyo a Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA), donde a su hermana y a su mamá les negaron la sábana de llamadas y el acceso a sus redes sociales que solicitaron, un proceso obligado de acuerdo con el Protocolo Homologado de Búsqueda, tampoco pudieron acceder a todas las cámaras de la zona. En el caso de las cámaras del C2, éstas apuntaban al lado contrario de la entrada del metro Ermita a la que pudo haber llegado Vivi, mientras que las de otras estaciones no funcionaban.

Pese a las adversidades y negligencias de las autoridades, su familia la busca y no pierde la esperanza de volver a verla y abrazarla, su hermana Juana le escribió hoy un mensaje de amor, en medio de todo el dolor que sus ojos expresan:

“Quiero decirle a Viviana que donde quiera que ella se encuentre, la estaremos pensando y recordándole como siempre, sonriente y valiente ante cualquier circunstancia, por esa razón su hija, padres, hermanos y hermanas, amigos y amigas salimos para darle voz ahora que ella no puede. No descansaremos hasta llegar a la verdad porque le amamos y hay muchas personas que siguen buscándole y esperándola todos los días.”

Así, Juana y el Colectivo Hasta Encontrarles CDMX convocan a la “1er Rodada por nuestrxs desaparecidxs”, como un acto para que las familias con personas desaparecidas salgan a las calles, para visibilizar el fenómeno en la capital del país, pero también para sensibilizar a la sociedad y a las autoridades. “El 30 de noviembre se cumple un año de la desaparición de Viviana, sin embargo invito a las familias a que también salgan a pronunciar el nombre de sus seres amados que corrieron con la misma suerte que mi hermana y no volvieron a casa”, señala Juana, quien ha dedicado este año a la búsqueda de su hermana mayor.

La cita es el 30 de noviembre a las 10:00 hrs. en el Tren ligero Estadio Azteca, para rodar sobre calzada de Tlalpan hasta llegar al puente Gral. E. Zapata, col. Miravalle (a tres cuadras de la entrada del metro Ermita).

La concentración se llevará acabo a las 12:00 hrs. en las canchas de fútbol que se encuentran debajo del punte y para todos aquellos que no tengan bicicleta, podrán llegar al final de la rodada.

 

 

 

Compartir:

Rompeviento TV

Rompeviento TV

Rompeviento TV es un medio de comunicación, crítico e independiente, con la finalidad de aportar a nuestro auditorio información veraz y elementos de interpretación y análisis de lo que sucede en México y en el mundo.