Soltar a los hijos

Soltar a los hijos

Claudia Soriano Segoviano. Psicoterapeuta Gestalt y Psicocorporal.

Facebook: Psicoterapeuta Claudia Soriano Segoviano

Email: [email protected]

 

 

Soltar a los hijos

“Nada dice más del alma de una sociedad que la forma en que trata a sus hijos.”

Nelson Mandela.

Llega un momento en la vida de todas las personas que tenemos hijas e hijos, en el cual tendremos que enfrentarnos a su partida. Crecieron, y ahora es momento de dejar el hogar familiar, y salir al mundo con sus propias alas.

Esto podemos vivirlo con alegría y orgullo de haberles podido dar las herramientas para enfrentar la vida por sí mismos, y también con soledad y tristeza al sentir ese vacío que dejan tras su partida.

La sensación de pérdida que se experimenta, puede ser mucho más grande cuando hemos centrado nuestra vida alrededor de ellos, dejándonos de lado con todo lo que ello implica; y en esas circunstancias, cuando se han ido, reencontrar la búsqueda de sentido de quiénes somos y qué queremos puede resultar muy complejo y abrumador.

Cambia nuestro día a día inevitablemente, nuestras rutinas, costumbres y lugares conocidos que nos brindaban cierta seguridad. Y ésta aparentemente simple variación, en muchas ocasiones puede trastocar de manera profunda nuestros estados emocionales.

Aunque sabemos que ese día llegará y procuremos prepararnos para ello, en realidad es difícil saber cómo lo viviremos cuando llega el momento.

En mi práctica profesional en muchas ocasiones he escuchado decir a las personas que acuden a terapia por este tema, sentir un vacío que no lograban llenar con nada. Es realmente una pérdida, y como tal lo ideal es transitar ese duelo y buscar el mejor modo de hacerlo. Y este transitar varía de persona a persona. No existen generalidades ni manuales que te digan cómo resolverlo.

Cuando existe demasiado apego de los padres a los hijos, a ellos se les delega una carga muy pesada, ya que por una parte sienten la necesidad de vivir su vida de manera independiente, y por otra un sentimiento de culpa de hacerlo.

Este tipo de vínculos que no son saludables, requieren ayuda profesional para poder ser superados, debido a que la manipulación es un obstáculo para conseguir superar ese apego, y el acompañamiento terapéutico brinda una visión objetiva y clara.

¿Por qué resulta tan difícil soltar a los hijos y por el contrario animarlos a salir del “nido” que les hemos creado para que permanezcan ahí? La respuesta invariablemente es por miedo, miedo por ellos y por nosotros.

Asumir que los hijos se hacen mayores no es algo sencillo, ya que por un lado nos sentimos felices por verlos cada vez más independientes, y por el otro nos sentimos tristes porque cada vez nos necesitan menos; aceptar esto, considero que es lo primordial para hacerle frente a cómo lo estamos viviendo.

El que nuestras hijas e hijos se vayan de casa en muchos casos se puede experimentar como una crisis vital, que te dice que algo terminó y que algo nuevo comienza.

Crecer junto a ellos mientras vivan con nosotros, sin centrar toda o la mayor parte de nuestra vida a su alrededor, generalmente ayuda a que el impacto de su partida sea mucho menor y más fácil de aceptar y sobrellevar, por lo que es importante irnos construyendo mientras ellos crecen y se convierten en adultos independientes.

Lo complejo de la crianza, radica en lo que nosotros vamos implementando como adultos para acompañarlos en el camino de crecer y además crecer con ellos.

Ellas y ellos se están abriendo camino y van forjando su propio destino, así como lo hicimos nosotros. Hay que soltarlos con amor, y decirles que siempre contarán con nuestro apoyo, eso les hará sentir confianza y seguridad en su nuevo camino.

Si te identificas con este tema y sientes que te vendría bien un acompañamiento terapéutico, puedes mandarme un mensaje de whatsapp al 5522558651 para hacer una cita.

 

 

Donativos

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *