Inicia diálogo para resolver crisis en Nicaragua en medio de la violencia

Inicia diálogo para resolver crisis en Nicaragua en medio de la violencia

Foto: El 19 Digital

Inicia diálogo para resolver crisis en Nicaragua en medio de la violencia

Luz León

La primera ronda del Diálogo Nacional de Nicaragua inició este miércoles a fin de resolver la crisis política en el país sudamericano, convocada por el presidente Daniel Ortega, en la que participan los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) como mediadores.

Horas antes de iniciar el encuentro, se reportaron dos personas asesinadas y dos más lesionadas durante las protestas en la ciudad de Matagalpa, al norte de Nicaragua. Mientras tanto, la Policía Nacional anunció la implementación de medidas de seguridad para resguardar el diálogo y el despliegue de un operativo en los alrededores del Seminario Interdiocesano Nuestra Señora de Fátima, al oeste de Managua, sede de la reunión. Las personas fallecidas son un empleado de la alcaldía de Matagalpa y un docente técnico.

Durante su participación, Ortega defendió el papel de la policía al señalar que “ha sido víctima de esta campaña”, al tiempo que aseguró que “tiene órdenes de no disparar contra los manifestantes”.

En la negociación del día de hoy, también participan representantes de los estudiantes universitarios, así como miembros de la sociedad civil y del sector privado.

“Ríndase, ante todo este pueblo. Pueden reírse, pero le demandamos el cese al fuego, ahora mismo. Liberación de todos los presos políticos. No podemos dialogar con un asesino, porque lo que ha sucedido es genocidio”, exigió Lésther Alemán, representante de la Coalición Universitaria, al presidente nicaragüense.

Por su parte, quienes protestaban denunciaron que hay varios heridos por policías y paramilitares en las ciudades de Estelí y Jinotega.

El pasado lunes, el gobierno de Nicaragua autorizó la visita de una misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para observar la situación de los derechos humanos tras las semanas de protestas contra Daniel Ortega, que hasta ahora han dejado más 60 personas muertas.

Las manifestaciones iniciaron el 18 de abril en varias ciudades, originadas contra las reformas a la seguridad social, mismas que aumentaban la cuota patronal y laboral, al igual que establecían la cotización perpetua. Estas nuevas medidas de seguridad social indicaban que el pago al seguro social realizado por empleados, aumentaría de 6,25 % a 7 %, en tanto que los jubilados deberían aportar un 5 % de su pensión en un concepto de cobertura de enfermedades a partir del próximo 1° de julio.

Related posts

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *