Mensaje de miedo del general Cienfuegos

Mensaje de miedo del general Cienfuegos

J. Jesús Esquivel

Corresponsal de la revista Proceso en Washington

@JJesusEsquivel

 

Mensaje de miedo del general Cienfuegos

 

Washington – Los jefes marciales se habían mantenido al margen de hacer comentarios sobre la contienda presidencial, tal vez pensando en que sus intereses no serían sacudidos porque Los Pinos no lo permitirán y arreglarían el resultado del 1 de julio.

La realidad electoral empieza a tener tintes específicos, y aunque no podemos dar nada por sentado, Andrés Manuel López Obrador continúa afianzándose como favorito para reemplazar a Enrique Peña Nieto.

Con el pretexto de defender la base aérea de Santa Lucía, que el candidato de Morena propone como alternativa al majestuoso aeropuerto en Texcoco y negocio redondo de empresarios que Peña Nieto propuso construir, el jefe máximo de los verdes envió un mensaje que no debemos pasar como desapercibido, sino que debe preocuparnos.

El general Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional (Sedena), dijo categórico que la “transición democrática debe tener como objetivo el progreso”.

¿Qué fue exactamente lo que quiso decir el general? Posiblemente, y es la interpretación lógica, que él está inconforme con la posible llegada de López Obrador a la presidencia del país.

El mensaje, ni tan cifrado, del titular de la Sedena empata con las versiones de la guerra sucia que han lanzado contra “El Peje” los empresarios y los grupos de intereses creados, intentando escandalizar a la sociedad con el argumento de que el puntero de las encuestas echaría abajo los pocos avances económicos de México.

De entre las élites privilegiadas y beneficiadas con la hegemonía priista de más de siete décadas, con los 12 años del panismo en Los Pinos y con el regreso del PRI de la mano de Peña Nieto, la de los jefes militares fue intocable, respetada y codiciada.

Al Secretario de la Defensa y al de la Marina y Armada de México (Semar) no se les toca ni con el pétalo de una rosa, pareciera decir el lema no escrito de quienes han ocupado la silla presidencial.

Los jefes marciales se codean con las otras élites, con los políticos de toda clase e ideología, con empresarios, banqueros y con dueños de los grandes medios de comunicación.

Esta convivencia es benéfica para los integrantes de los grupos de poder, pero nunca ha probado ser una relación favorable para el resto de la sociedad.

Si a los asesores y estrategas de López Obrador se les ocurriera usar las mismas tácticas para defender a su candidato de quienes han instrumentado la guerra sucia, podrían usar la frase del general Cienfuegos para escandalizar a la nación sobre una inconformidad marcial que podría tener un trasfondo tenebroso: un golpe de Estado.

La estridencia sin fundamento no tiene cabida ni haría bien al proceso electoral, como probado está que ha fracasado la guerra sucia de quienes no quieren que llegue López Obrador.

La historia electoral, de 1994 a la fecha, debe mantenernos en estado de alerta y preocupados porque somos testigos de lo que son capaces de hacer los intereses creados cuando sienten que pueden ser trastocados por quienes pretenden gobernar.

Me parece que el mensaje del general Cienfuegos es de miedo y no uno para defender la integridad democrática o progresista de México.

Related posts

1 Comment

  1. Francisco Miguel

    Señor Esquivel:
    Tiene toda la razòn, cuando este general habla de transiciòn no se refiere ni a Meade, ni Anaya, ni al Bronco. Ellos no representarìan ninguna transiciòn y democràtica menos, va dirigida a Andrès Manuel Lòpez Obrador.
    Es en sì una amenaza de golpe de Estado, es parte de la guerra sucia y para vergüenza del Ejèrcito es por encargo.
    ¿Miedo?, probablemente, pero al encabronamiento de la gente màs que a los ciegos que creen estamos en 1968.

    Contestar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *